• Anna Lucas

¿Como potenciar tu energía e intuición Femenina?

#femeninidad#sagradofemenino#intuicionfemenina#desarollopersonal#divinofeminino#sabiduriaancestralfemenina#sabiduriadelutero#tercerojo#danzasagrada#tantra#diosa#corazón#espiritualidadfemenina#


Independientemente de sentir o no los chacras y las capas más sutiles de nuestro ser, en nuestro cuerpo de mujer residen 3 centros con los que debemos absolutamente reconectar para volver a recuperar nuestra verdadera esencia, sabiduría y poder.


¿DÓNDE SE ENCUENTRAN ESTOS 3 CENTROS EN EL CUERPO FEMENINO?


Estos 3 centros se encuentran:


. en la zona útero

. en la zona pechos/corazón

. en el tercer ojo situado ligeramente más arriba del entrecejo.



¿QUÉ SON ESTOS 3 CENTROS?


Estos 3 centros son como pequeños portales que encierran varios secretos y regalos. Cada portal tiene varias dimensiones que corresponden a las capas: física, emocional y espiritual de nuestro ser.

Cuando, se abren estos 3 portales juntos, se abre la puerta mayor de tu Templo interior y en este Templo hay más cosas por descubrir.


¿CÓMO FUNCIONAN ESTOS 3 CENTROS?


Estos 3 centros funcionan como polos positivos de una batería en las mujeres, y como polos negativos en los hombres. Quiere decir que dan, entregan, emiten y proyectan energía cuando funcionan como polo positivo y que absorben, aspiran y reciben energía cuando vibran como polos negativos.

Entre una mujer y un hombre, estos polos se polarizan y complementan cuando vibran a la misma frecuencia o se anulan cuando no hay polaridad.

Tienen funciones y cualidades diferentes:


. Útero/vientre: Sabiduría ancestral femenina, intuición emocional, creatividad y expresión, placer físico, alegría, dar vida en todos sus sentidos.


. Corazón: amor, compasión, transcendencia, unión, conexión, transmutación.

. Tercer ojo: ver más allá de la materia, conectar con el campo universal de información, conocimiento universal y de la verdad más alta.


A veces estos centros están bloqueados, no los sentimos, son molestos, se enferman o funcionan con la polaridad inversa porque la sociedad no valora las cualidades de estos centros, incluso están suprimidos o estigmatizados en ciertas culturas porque son de un fuente un poder y de una libertad que se ha querido controlar.

En muchos casos, nuestra sociedad o nosotras mismas nos hemos desconectado de nuestra verdadera esencia, forma natural de ser, de entender, de procesar información sutil, de sentir nuestro cuerpo y vida desde el Femenino.


Cuando tenemos estos centros desalineados nos sentimos agotadas, desconectadas, anuladas, presas, limitadas, infelices, miserables, carentes, tristes, depresivas, necesitadas, emotivas, confusas, débiles, inseguras, agresivas y frustradas.



¿COMO REEQUILIBRAR ESTOS CENTROS?


1 - A un nivel físico, se pueden reequilibran cuando empezamos a conectar con las cualidades de estos centros de forma positiva, les prestamos atención, empezamos a escucharlos, les dejamos un espacio relevante para fluir y dejamos a un lado la mente y la razón que los bloquea:


- Útero: Mover tu cuerpo sin controlarlo, sobre todo tus caderas y pelvis, bailar danzas femeninas como la danza del vientre, la danza africana o la danza sagrada y devocional (el ballet y el yoga son masculinos porque se controla el cuerpo desde un polo masculino), reconectar con los placeres sencillos personales que incluyen los sentidos y excluyen la cabeza (auto placer sensual y sexual, comer, beber, autocuidado, vestir, oler, masaje), crear, reírse, pintar, cantar, hacer manualidades.


- Corazón: amarse, aceptar donde estamos y lo que somos, soltar apegos, soltar el control y la perfección, simplificar, respirar hondo, fundirse con la naturaleza, los animales, lo que nos hace sentir bien, meditar desde el corazón, rendirse a la inteligencia del corazón, rodearse de belleza, sonreír por dentro y por fuera.


- Tercer ojo: dejar fluir la intuición sin dudar de ella, desconectar la mente, sentir desde el cuerpo, adoptar la mirada receptiva sin analizar o juzgar, meditar con técnicas receptivas y femeninas (si intentas controlar tus pensamientos, es una meditación masculina y no vale)


2 - A un nivel energético, se pueden utilizar terapias o técnicas energéticas y vibracionales como el Reiki, el Prana Healing, la cromoterapia, los sonidos, y respiración, para limpiar estos centros, también llamados chakras.


3 - A un nivel físico, energético y espiritual, existen técnicas de Tantra Sagrado que reactivan y conectan entre ellos estos 3 centros desde las 3 capas con ejercicios específicos, meditaciones femeninas especiales, canalizaciones y con la Danza Sagrada Tántrica.


Cuando los bloqueos son mas profundos y provienen de traumas, se pueden utilizar técnicas más potentes que trabajan también en las 3 capas de nuestro ser como la liberación de las corazas tántricas, la respiración Holotrópica (Rebirth o Respiración Shamanica) o plantas maestras sagradas con la ayuda de un shaman y protocolo tradicional.


CONECTAR LOS CENTROS:


La reconexión de los 3 centros se hace desde la receptividad, la apertura, y la intención. También existen técnicas de respiración y de movimiento que suben el nivel de energía para favorecer el proceso de unión. Cuando nos conectamos con la naturaleza o en círculos de mujeres con un alto nivel de unión y de energia, también se puede favorecer este mismo proceso.

Cuando la pareja del otro sexo tiene estos chakras sanos y equilibrados y están conectando y polarizando de forma correcta con los nuestros, también pueden ayudarnos y vice versa.


Por ejemplo, el chakra raíz en el hombre es (+) y en la mujer es (-), si ese chakra esta bien equilibrado en el hombre, este seguriza el chakra correspondiente de la mujer y ofrece energía y una base segura para que el chakra que sigue mas arriba, el del útero reciba más energía y soporte, y así sucesivamente.

Cuando la mujer tiene sus polos positivos sanados y conectados entre ellos, sucede una transformación, se accede a un nivel superior de consciencia y se experimenta el verdadero poder interior, felicidad, alegría, vitalidad, rejuvenecimiento, salud, placer, creatividad, abundancia, equilibrio, harmonía, paz, sensualidad, amor, visión, sabiduría y verdad.


Es también a partir de allí que la mujer se puede convertir en canal, despertar su arquetipo de Sacerdotisa interior y progresivamente se le desvelará el Templo con sus misterios, convirtiéndola en su Guardiana.



Anna Lucas

https://www.ladiosaproject.com








  • YouTube
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

© 2022 - La Diosa Project